Las altas temperaturas en nuestro hogar

Altas temperaturas del hogar
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Tal y como ocurre todos los años, las altas temperaturas que se vienen registrando en estos meses son noticia de portada en todos los medios de comunicación.

En estos medios argumentan la necesidad de resguardarnos de estas inclemencias, que si bien como decimos se presentan puntualmente en los meses de julio y agosto, aun así nos siguen cogiendo desprevenidos cuando reconocemos que ni en nuestro propio hogar estamos a salvo de estas altas temperaturas que nos impiden descansar por las noches o que nos obligan a mantener encendido el aire acondicionado casi las 24 horas. Todo ello, además en estos momentos, nos está repercutiendo en la subida en el coste del recibo de la luz.

¿Qué efectos provocan las altas temperaturas en nuestro cuerpo?

Según los expertos las principales afecciones en nuestra salud por efecto de unas altas temperaturas se encuentran en dolores de cabeza, mareos, pérdida del apetito, somnolencia y extremo cansancio, así como mayor nivel de irritabilidad que hace que la convivencia precisamente no pase precisamente por sus mejores momentos.

Estos síntomas se pueden ver agravados si además hablamos de personas mayores o de niños de corta edad, donde debemos extremar una vigilancia especial para evitar la deshidratación así como otros problemas más graves que nos pueden llevar a detectar un pulso acelerado y fuerte, náuseas acompañadas de vértigo y calambres, y estados de confusión o de desorientación, que en el caso de producirse debe llevarnos a pedir consejo médico.

Las segundas residencias, ¿nuestra salvación?

Con mucha frecuencia son precisamente las segundas residencias, -donde creemos podemos salvarnos de estas inclemencias -, las viviendas menos preparadas en el caso de una ola de calor. En las zonas de costa, y hasta algunas de montaña, si bien pueden tener unas temperaturas medias anuales menos beligerantes, se comprueba como en las últimas décadas, se vienen repitiendo picos de altas temperaturas coincidiendo con las fechas de verano que suponen precisamente extremar la vigilancia de cara a cuidar de nuestra salud y la de los nuestros.

En el caso de la comunidad andaluza, según las previsiones del Plan Andaluz de Acción por el Clima elaborado por la Junta de Andalucía, se prevé que los próximos años habrá un aumento de noches tropicales -con temperaturas por encima de 22 grados-, y más días por encima de 40 grados, así como en general menos lluvias generalizadas a lo largo del año.

Consejos para rebajar la temperatura del hogar

Podemos actuar en nuestro hogar con pequeños consejos que nos pueden ayudar a rebajar la temperatura del ambiente y entre los que cabría recordar los siguientes:

  • Abrir a primera hora de la mañana las ventanas para ventilar el hogar, buscando así que se pueda refrescar para todo el día. Asimismo, una vez que la temperatura haya bajado por la noche, hacer lo mismo precisamente aprovechando cuando la temperatura del exterior sea la más baja de todo el día.
  • Al contrario, cierre las ventanas en las horas de calor y aproveche desplegar todos los protectores solares con los que cuente su casa y que se encuentren en exterior como cortinas exteriores, toldos, persianas, mallorquinas o porticones, protegiendo así la vivienda de las horas de más sol y altas temperaturas.
  • Aproveche la ventilación natural y el movimiento del aire cruzado si su vivienda tiene fachadas opuestas para permitir el paso de aire más fresco de las fachadas en sombra hacia las más soleadas. Al igual que en el caso de viviendas de más de una planta, es conveniente abrir las ventanas de arriba y abajo para disipar el aire caliente que se acumula en la parte alta.
  • En cuanto a la ventilación con menor consumo energético, es interesante utilizar ventiladores de techo que permiten el movimiento del aire y mejoran la sensación térmica de las habitaciones.
  • Si tiene la posibilidad de refrescar el suelo de terrazas y jardines con agua, es un consejo muy efectivo para aumentar la sensación de frescor del ambiente.
  • Por último, es conveniente siempre mejorar las prestaciones de los cerramientos y entre ellos el de las ventanas con cristales con control solar que nos ayudaran a evitar que el calor entre del exterior manteniendo estable la temperatura del interior. Una ventanas eficientes son una solución definitiva para el control climático de nuestro hogar.

A todos estos consejos desde CESVENT le proponemos que cuente con nuestros profesionales técnicos para ayudarle a que su hogar sea definitivamente y por mucho tiempo ese espacio de bienestar y salud para usted y su familia.

Otros artículos del blog

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si te suscribes estarás al tanto de todas nuestras novedades y noticias relacionadas del sector.

Comparte este artículo con tus amigos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

17 − 10 =

Suscríbete a nuestra Newsletter

La última generación de perfiles Kömmerling con unas prestaciones que superan los niveles conocidos hasta ahora.

Especialmente diseñado pensando en la comodidad consigue un desplazamiento suave y silencioso.

Un antes y un después en la tecnología utilizada que logra un equilibrio perfecto entre eficiencia energética y diseño.