El aislamiento acústico

Las ventanas suelen ser el elemento de la vivienda por donde nos entra el ruido del exterior. Por tanto, a la hora de elegir unas ventanas de calidad debemos asegurarnos de adquirir una ventana que cumpla con el nivel de aislamiento requerido.

El aislamiento acústico de una ventana es su capacidad para reducir las fuentes de ruido del exterior. Se mide en decibelios a través del parámetro R que mide la diferencia entre el ruido en el interior de la vivienda y el ruido en el exterior.
De la calidad del aislamiento acústico de estas ventanas dependerá que nuestra vivienda sea tranquila y confortable.

Un nivel inadecuado de aislamiento acústico en el hogar puede impedir nuestro correcto descanso y dar lugar a situaciones de estrés perjudiciales para la salud.

Dispóngase a descansar sin ruidos

Las ventanas CESVENT están realizadas con sistemas de perfiles KÖMMERLING que son excelentes aislantes acústicos principalmente por su permeabilidad al aire certificada en todos los ensayos oficiales. A esto unimos que el PVC actúa como amortiguador natural de las ondas y para conseguir la ventana más aislante lo acompañamos de los mejores vidrios con tratamiento acústico del mercado.

Una ventana CESVENT de estas características y correctamente instalada puede llegar a reducciones reales de hasta 45db.

Pulsa sobre la imagen para ampliar

¿Qué influye en el aislamiento acústico de una buena ventana?

Para que una ventana consiga unos elevados valores de aislamiento acústico influyen una serie de factores que hay que tener muy en cuenta a la hora de su elección:

  • Forma de apertura_ Para una vivienda con problemas de ruido la mejor opción pasa por instalar sistemas de ventanas practicables, con aperturas abatible u oscilobatiente en lugar de los sistemas de corredera tradicional. Estos sistemas montan un cierre de doble junta que evita que las  filtraciones de ondas sonoras pasen al interior de la vivienda.
  • Perfil utilizado_ Una ventana con un buen nivel de aislamiento acústico tiene que ser impermeable al aire, medio por el que se transmiten las ondas sonoras. Esta permeabilidad al aire de una ventana depende fundamentalmente de la calidad del perfil con el que esté fabricada. Si la ventana es de baja calidad es muy posible que el aire se filtre por las uniones de las esquinas y, junto a ese aire entrará el ruido exterior al hogar.
  • Un vidrio adecuado_ El espesor del vidrio es otro factor importante en el nivel de aislamiento acústico de la ventana. Cuando montamos un vidrio con cámara podemos conseguir buenos valores térmicos, pero no necesariamente acústicos. Para conseguir buenos valores acústicos al menos uno de los vidrios debe tener un espesor mínimo de 6 mm. Para necesidades de aislamiento acústico altas y en ambientes muy ruidosos las opciones más aconsejables son los vidrios laminados o vidrios de cámara con gas argón.
  • El material_ Cada tipo de material se comporta de una forma diferente ante las ondas del sonido. El PVC, debido a sus características y morfología actúa como un amortiguador natural de estas ondas. Por tanto, las ventanas de PVC son ideales para conseguir la atenuación acústica necesaria en una vivienda.
  • Cajón de persiana_ Aquí nos encontramos ante uno de los puntos más sensibles al ruido en el hogar. Si una buena ventana se monta con un cajón de persiana de baja calidad o mal instalado esto puede provocar deficiencias importantes en el aislamiento acústico del conjunto. Debemos evitar que la persiana se convierta en un elemento sensible de la ventana instalando cajones de persiana de calidad.

SOLICÍTANOS AHORA TU

PRESUPUESTO SIN COMPROMISO

Suscríbete a nuestra Newsletter

La última generación de perfiles Kömmerling con unas prestaciones que superan los niveles conocidos hasta ahora.

Especialmente diseñado pensando en la comodidad consigue un desplazamiento suave y silencioso.

Un antes y un después en la tecnología utilizada que logra un equilibrio perfecto entre eficiencia energética y diseño.